miércoles, 8 de septiembre de 2010

Dracula

La primera leyenda en torno a Drácula afirma que para su elaboración Bram Stoker fue asesorado por Ármin Vámbery, un profesor húngaro especialista en temas de oriente. La segunda, acaso la más difundida, postula que Stoker basó su Drácula en Vlad Tepes ("Vlad el Empalador", mejor conocido como "Drácula"(Draculea), palabra que quiere decir "El hijo del Diablo", debido a la crueldad con la que se caracterizó durante su vida), aquel poco agradable príncipe de Valaquia. Pero lo cierto es que la novela comenzó a escribirse antes de que Stoker tuviese información sobre Tepes. De hecho, el primer nombre del vampiro en los borradores es un lacónico: Count Vampyr. Más curioso resulta el porqué de la asociación posterior, que en principio se trató simplemente de una afinidad sonora. Bram Stoker leyó una biografía de los principados de Valaquia y allí apareció el nombre de Draculea. Al novelista le gustó y desde ese momento comenzó a instruirse sobre las características del príncipe. En resumen: el vampiro de la novela es anterior a su nombre.




Muchos aseguran que otra fuente para Drácula fue el vasto corpus de biografías de Elizabeth Bathory (Mejor conocida como la Condesa Sangrienta debido a que tomaba baños de sangre para mantenerse joven), lo cuál no podríamos negar, pero sí decir que no hay una sola característica de Bathory en la novela más allá del gusto por la sangre. Si este es el vínculo hay muchos personajes históricos a los cuales Stoker pudo asociar con su Drácula, y que yo sepa, ningún especialista en la novela ha considerado oportuno mencionar.

La historia dio pie a que se escribieran cientos, o tal vez miles de historias relacionadas con los vampiros, de igual manera se ha hecho una infinidad de adaptaciones cinematograficas a cerca de Dracula como la que hizo el ahora "inmortal" Bela Lugosi.




O el vampiro de cabello blanco que Francis Ford Coppola llevo a la pantalla grande siendo la más fiel de las adaptaciones de la famosa novela, es también un ejemplo de infidelidad literaria por la relación amorosa entre el conde y Mina, no presente en la novela, pero que en ningún momento deslegitima la adaptación, sino que la enriquece con un nuevo punto de vista que da fuerza a la decisión del conde, no explicada en la novela, de viajar a Inglaterra, que perfectamente podría haber estado incluida en el relato original.

Sin duda un libro que nadie debe perderse, podria decirse que es la biblia de los Vampiros!! DRÁCULA

1 comentarios:

Mar... [b.S] dijo...

Omfg!!! Me encanta ese libro.. Fue de los primeros q lei :D... pero creo q lo leere otra vez.. Je!
Besotes y Gran blog!! :D

Publicar un comentario