jueves, 9 de septiembre de 2010

La musica de los Vampiros

Hoy les traigo algo que será música para sus ojos, literalmente, Brite Poppy Z nos trae esta historia algo inusual llamada La Música De Los Vampiros que en su primera edicion se llamo El Alma Del Vampiro.

Christian es un vampiro sentimental. Tiene 383 años y regenta un bar en Nueva Orleans donde se reúnen habitualmente sus semejantes Molochai, Twig y Zillah. Este último atrapa a la Joven Jessy y la deja embarazada. De la unión nace un híbrido, mitad vampiro, mitad humano, que Christian deposita en un umbral con una carta en la que figura su nombre: Nada.

Quince años más tarde...

Nada es un chico retraído, admirador del conjunto musical ¿Almas Perdidas? Consume drogas y tiene alucinaciones. Ama a su condiscípulo Laine. Le ama tanto que bebe su sangre hasta matarlo.

Fantasma forma parte del conjunto ¿Almas Perdidas? Ha heredado algunos poderes de su abuela, la bruja Deliveranee: tiene premoniciones, se comunica con los objetos y lee el pensamiento.

Molochai, Twig y Zillah se disponen a beber la sangre de Nada, pero desisten al descubrir que es uno de ellos. Zillah ignora que Nada es su hijo y establece con él una relación poco paternal.

Los destinos de vampiros, seres humanos e híbridos se entrecruzan en una complicada maraña de odios, rencores y venganzas, que coexisten con pasiones antinaturales, amores sigilosos y lealtades tan ambiguas como los personajes que las encarnan.

Y para completar este fresco morboso y macabro, aparecen: Un feto que matará a su madre antes de nacer, Un brujo que resucitó en París, Un vampiro envenenado por el cáncer de su víctima, Un padre a quien atormenta el incesto.











Un libro magnífico, porque la autora pasa de la poesía al sadismo más crudo, los vampiros muestran su dualidad engañando a sus víctimas a través del sexo, y en el centro está Nada, que no sabe a qué lado pertenece, es un ser increíblemente sensible, guiado por su instinto de depredador. Una joya literaria, ambientada en los 80, y muy realista respecto a los sentimientos del protagonista.

Sólo la manera de relatar de Poppy hace que este libro merezca la pena, tan lleno de malos olores, tan denso, tan trágico y detestable en ocasiones pero tan mágico que no puedes dejar de seguir leyendo.

Los personajes son andróginos y perfectos para describir la cultura "Siniestra" haciendo incluso alusiones a grupos musicales puestos en un altar como The Cure.

"Laine había visto actuar al grupo en concierto tres veces y en una ocasión se había colado entre bastidores, para buscar a Robert Smith, el cantante, y ofrecerle un ramito de rosas color rojo sangre entre las que había escondido los trocitos de papel secante impregnados de ácido..."

A quién le gusten las novelas cargadas de sangre y cuerpos descompuestos este es su libro pero, eso sí, cargado de dosis de un romanticismo siniestro, trágico, delirante y de un ambiente viciado y fascinante en el que no falta mucho sexo, drogas y alcohol.

Supongo que leyeron eso de sexo, alcohol y drogas, asi que les comento, NO recomendable para menores de edad, si lo leen es bajo su responsabilidad.

La Musica de los Vampiros

0 comentarios:

Publicar un comentario